Laca

Laca: La laca es de origen prehispánico. En las antiguas culturas de América usaron las cortezas de frutas como instrumento de uso doméstico y religioso, algunos de estos son la calabaza, el tecomate, la jícara, el huacal, los pumpos, etc. Las cortezas las había lisas y pintadas con una depurada técnica de decoración denominada laca o maque. Con la llegada de los españoles se dieron cambios en la técnica de la pintura en los objetos que pintaban. Durante el siglo XIX culminó el proceso de transformación de la laca original para consolidarse como una técnica mestiza, cuyos principales rasgos son los que hasta ahora siguen identificando a la laca chiapacorceña.

Objetos fondeados: Para el maqueado se debe pulir el objeto perfectamente, luego resanar la superficie y preparar el aceite de sisa, este último es una mezcla de la dolomita pulverizada y tamizada con la grasa de axe y el aceite de chicalote, de chía o de linaza. La mezcla se aplica uniformemente sobre la superficie del objeto antes de aplicar el color en forma de polvo fino, luego se deja orear un poco y se pule con la mano o un bruñido de piedra; enseguida se aplica aceite de axe y se vuelve a pulir, se aplica otra capa de sisa y más polvo de color, se deja secar para volver a pulir y poner más aceite axe. Así sucesivamente cuantas veces sea necesario para obtener el grosor deseado de la capa de fondo. Finalmente se deja secar por varios días. Posteriormente se puede decorar el objeto.

Laca decorada: El proceso de decoración inicia limpiando con un trapo o algodón húmedo en gasolina la capa de maque de fondo, esto con el fin de quitar cualquier rastro de grasa que la pieza pudiera tener. Enseguida se muelen las tierras, para mezclarlas con aceite de chía o de linaza. La decoración se hace directamente utilizando pinceles elaborados con pelo de gato insertados en cañón de plumas de aves. Primero se pintan los pétalos de las flores grandes con la yema de los dedos, luego aplican el color blanco para dar sombreado, dejan que seque y en seguida con el pincel hacen el “menudito”, es decir, las flores pequeñas, finalmente, con el pincel pintan el follaje aplicando primero el color verde y después el amarillo para dar sombra.

Técnica de realización: En un sartén o cazuela, se pone a disolver un trozo de axe y ya convertido en aceite se inicia a “fondear” poniendo una capa caliente de axe, la que se extiende con los dedos y la palma de la mano, luego se espolvorea el tizate extendiéndolo en la misma forma hasta completar dos capas de axe y dos de tizate, poniendo sobre la tercera capa de axe el polvo colorante que se quiera, la cual, se extiende en la misma forma que la tierra blanca.

Materia prima de realización:

  • Tizate (dolomita): Tierra blanca (caliche), se extrae de algunas cuevas. El proceso consiste en remojar, colar, dejar secar, moler y posteriormente usar una base de grasa animal.
  • Axe o aje: Grasa de origen animal, que se extrae de un insecto llamado coccus axin, parecido en forma y costumbre a la cochinilla de nopal.
  • Axin: Ungüento amarillo, blando y cálido. Se hace de unos cuquillos (moscas) que nacen del árbol del timbre (en el caso concreto de Chiapas) para su cocimiento. Cuando ya están cocidos, de ellos se exprime el axin y los envuelven con cáscaras de mazorcas de maíz.
  • La grasa del aje: Grasa animal que se obtiene mediante el siguiente proceso: Se vacían los insectos vivos en un recipiente de agua hirviendo, se mueve constantemente con una paleta hasta que empieza a despedir una materia amarillenta. A esa misma temperatura se muele en un molcajete o mortero, y se vacía en un recipiente que contiene agua fría, a través de una manta rala que sirve de coladera, al cabo de dos días, se lava bien batiéndola en agua fría.
  • El aceite de chía o de chicalote: Aceite vegetal que se obtiene por tostar las semillas de la salvia hispánica, de la familia de las labiadas o de argemosa ochroleuca sweet, de la familia de las papaveráceas.
HashFlare
Cargar más
Something is wrong. Response takes too long or there is JS error. Press Ctrl+Shift+J or Cmd+Shift+J on a Mac.